Eugenia Cartagena

Eugenia Cartagena Psicoterpeuta Eriksoniana

Terapeuta=Acompañante

Hipnosis Eriksoniana

Encontré mi vocación recorriendo un, no siempre fácil camino, que se inició en un momento crítico de mi vida, en el cual los interrogantes en torno a mi trayectoria personal y profesional, eran cada vez más numerosos, y parecían no ser escuchados.

Busqué ayuda en otros para mis “dolores del alma”, quienes no sólo me escucharon, si no que advirtieron en mí la capacidad de también saber escuchar (algo que desde quizá siempre, yo ya intuía de forma potente en mi interior), de entender al que sufre, de ponerme en su piel.

Una vez resueltos bastantes interrogantes, y aplicando el bálsamo correspondiente a mis heridas, ya estaba dispuesta para iniciar el aprendizaje práctico-teórico, de todo lo necesario : (descarga curriculum)

  • Especialista en Psicoterapia e Hipnosis ERICKSONIANA
  • Psicoterpia cognitiva-conductual.
  • Hipnosis-meditación.
  • Relajación.
  • Psicología transpersonal.
  • Visulaización.

Esto unido a las diversas disciplinas desarrolladas profesionalmente a lo largo de más de veinte años (docencia, teatro, doblaje, radio, expresión oral, y comunicación, entre otros), me convertirían en lo que ahora soy:

Terapeuta, que para mí,significa acompañantede aquellos que, debido a la insatisfacción en su vida, familiar, de pareja o laboral, o a su creciente necesidad de desarrollarse en su auténtico potencial interior, necesitan ser escuchados y aprender como escucharse a si mismos, con el fin de hacerse preguntas que, con la adecuada guía, solamente ellos mismos pueden responder.

Una crisisno es más que la manera que tiene la vida de advertirnos que hay algo en nosotros que tenemos que cambiar: da igual que venga en forma de pérdida de la autoestima, de sensación de desgaste emocional en nuestra pareja, de desidia y falta de realización en nuestro desempeño laboral, o en las dificultades que encontramos para relacionarnos satisfactoriamente con los demás; da igual que aparezca a través del cansancio físico y/o mental, de la tristeza y continuas ganas de llorar, de la ansiedad y el temor constante con los que afrontamos nuestros días, o de cualquiera de los síntomas con los que el estrés se hace presente en nuestras vidas. La palabra crisis, quiere decir cambio. Partamos por tanto, del cambiopara llegar al cambio.Yo lo conseguí, y me siento orgullosa, no sólo del resultado obtenido y del camino recorrido, si no de todas aquellas personas que, permitiéndome escucharlas, me escucharon a mí, y aprendieron a escucharse, enseñándome día a día a escuchar a los demás cada vez mejor. Si yo pude, ¿por qué tú no?.

Subir