Autoestima

Cuando no estamos agusto con nosotros mismos, infravaloramos nuestras propias acciones, y demasiado a menudo dudamos al tomar decisiones;cuando nos sentimos culpables por casi todo, o somos demasiados perfeccionistas; cuando queremos agradar a todo el mundo, al mismo tiempo que sufrimos de una excesiva susceptibilidad; -entre otras cosas-, podemos decir que el concepto que tenemos de nosotros mismos no es muy positivo, y eso mismo dificulta que nos movamos con naturalidad en nuestras relaciones y resolvamos de forma adecuada los conflictos y contrariedades que surgen. Eso traducido al problema, se llama BAJA AUTOESTIMA.

¿Cómo tratarlo?

Ejercicios de terapia cognitiva/conductual (cambiando la forma de pensar, cambiamos la conducta/ cambiando la forma de actuar, cambiamos la forma depensar), consistentes en nuevas “auto-instrucciones” a la hora de actuar; analizar los “pensamientos distorsionados” que se tienen, y entender porqué se tienen, para corregirlos y/o cambiarlos; analizar también las creencias más profundas sobre uno mismo y sobre los demás, comprobando si se ajustan o no a la realidad. Ejercicios de “ensayo de conducta”,en dónde se valorará el comportamiento expresado por el cliente, en las situaciones en las cuales se siente inferior, o no sabe manejarse con soltura.  Además de estudiar su entorno más cercano, comprobando las opiniones y juicios que las personas de su mundo hacen sobre él.

El tratamiento con hipnosis suele ser muy efectivo en estos casos, para que la propia persona pueda observarse desde otra perspectiva.

Subir